Herbalismo Alma, mente, cuerpo

Las plantas son seres vivos inteligentes que desarrollan estrategias específicas de supervivencia y adaptación al medio particular en el que se desarrollan según especie e individuo. Se comunican con el reino animal y con los seres humanos estableciendo vínculos y alianzas.

Nuestros ancestros sabían mirar a las plantas y desvelar qué cualidades y virtudes transmitían para ser aprovechadas de acuerdo a diferentes necesidades como: alimentación, la confección de prendas, o la salud. Parte de nuestra labor es la recuperación de los métodos tradicionales de la sabiduría antigua occidental y oriental para aproximarnos  al mundo vegetal y extraer el conocimiento y las virtudes de cada planta para corregir los desequilibrios del Alma-Mente y Cuerpo y poder así recomendar las mejores colaboradoras herbales de acuerdo a su poder energético, su signatura y principios activos presentes.

Asesoría clínica Herbal y naturopatía

Las plantas medicinales son aliadas del hombre, como dijo María Trebens «La botica del Señor».  El Creador ha puesto en la naturaleza todo lo que necesitamos para curarnos, recobrar la salud y la alegría. 

El Midrash dice: “Ninguna hoja de hierba crece sin que un ángel le diga ‘¡Crece!’”. Esto nos enseña que todo en la tierra tiene una contraparte espiritual que influye en ella. Incluso una brizna de hierba tiene un ángel mirándola para asegurarse de que recibe alimento, o hace que muera en el momento señalado. 

Desde esta perspectiva, nos acercamos a las plantas como seres vivos, que quieren ofrecernos lo que necesitamos para volver al equilibrio, psicológico, emocional, fisiológico

Terapia Floral de Bach

El Doctor de Bach  elaboró una terapia floral basada en los conocimientos de homeopatía y herbalismo que aplicamos en consulta con el mismo espíritu y los mismos fundamentos.

Como psicoterapeuta y terapeuta floral de Bach, durante mi practica he podido comprobar su eficacia sobre todo pasada ya la fase de aturdimiento que sufre la persona ante un hecho traumático e inesperado. La emoción se activa e impulsa a la persona a la búsqueda de soluciones y finalmente a la sanación. Regular, acompañar y posibilitar ese proceso es lo que las flores proporcionan sabiamente, amablemente.

Imprescindible para personas que no toleren o no sea adecuado el alcohol en los preparados herbales, como embarazadas. Los niños se pueden beneficiar especialmente, ellos no suelen expresar las emociones de palabra, viva voz, lo hacen a través de comportamientos disfuncionales.  Los adultos muchas veces no se dan cuenta por lo que están pasando, hasta que estos comportamientos que comprometen la integridad  familiar.

 Las flores de Bach van a modular los estados emocionales, que son expresión del proceso de sanación,  liberación, aprendizaje y cambio que es inherente a la integración de la experiencia cuándo es traumática o bajo estrés. Muy interesante también para tratar rasgos de la personalidad que tienden a desequilibrarse fácilmente, tomando la flor que modula, como preventivo antes de generar conflictos mayores, ayudan al autoconocimiento y a conectar con la auto regulación.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad